En el Día Escolar de la No-Violencia (DENIP) celebramos los avances logrados en la implementación del acuerdo de paz en Colombia

Logo-para-comunicados

El Día Escolar de la No-violencia y la Paz (DENIP) fue fundado en 1964 por el poeta Llorenç Vidal y es celebrado el 30 de enero de cada año en razón del aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi. Esta es una iniciativa educativa no-violenta y pacificadora que defiende y promulga una educación basada en la concordancia, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz.  Así, en ocasión del DENIP, desde el Instituto de Derechos Humanos, Democracia, Cultura de Paz y No Violencia (DEMOSPAZ), queremos resaltar los avances conseguidos en la implementación del acuerdo de paz entre la guerrilla de las FARC-EP y el Gobierno Nacional de Colombia.

Tras seis años de negociación y luego de las adversidades vividas a raíz del resultado del plebiscito, la implementación del nuevo acuerdo y el inicio del traslado de los guerrilleros de las FARC-EP a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, es un logro del pueblo colombiano que reconocemos y celebramos desde DEMOSPAZ. El DENIP nos recuerda la necesidad que tenemos, como humanidad, de recorrer los caminos que nos conduzcan hacia el respeto por la vida y la diferencia, renunciado así a toda actitud que busque dañar o matar a otros seres, ya sea por medio de la palabra y/o la acción. De esta forma, luego de más de cincuenta años de lucha armada entre el Gobierno Nacional de Colombia y la guerrilla de las FARC-EP, el inicio de la implementación del acuerdo de paz entre ambas partes es un hecho que se presenta como un faro de esperanza para los pueblos del mundo. La nueva etapa que está iniciando Colombia es, sin duda, un hito en la historia misma del mundo, y en este sentido, reiteramos la necesidad de iniciar lo antes posible la fase pública de negociación entre la guerrilla del ELN y el Gobierno Nacional de Colombia.

Los procesos de paz son complejos y las etapas de post-acuerdo aún más. Por ello, el nuevo reto ante el que nos enfrentamos es la construcción de una paz territorial, mediante el cumplimiento efectivo de lo acordado en los acuerdos de La Habana. Siguiendo la línea de nuestro espíritu y objetivos, desde DEMOSPAZ seguiremos apoyando y acompañando el proceso de paz en Colombia. Tenemos así la convicción de la necesidad de comenzar a transitar los caminos hacia la paz y la reconciliación, todo ello para la construcción de un mundo democrático que celebre la vida en una cultura de paz y no violencia.