Entrevista a Ana Barrero – Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para La Convivencia y la Paz

capital-paz

Madrid acogerá esta semana el Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz. El evento, organizado por el Ayuntamiento de Madrid y un comité organizador internacional, que incluye también la Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ), empezará el próximo miércoles 19 de abril y finalizará el viernes 21 de abril.

Ana Barrero, presidenta de AIPAZ y miembro de DEMOSPAZ, nos explica la oportunidad de hacer un foro sobre las violencias urbanas y la educación para la convivencia y la paz, resaltando el rol y la experiencia de AIPAZ en la investigación para la paz, identificando algunos tipos de violencias urbanas y evidenciando cuál puede ser el posible rol de los municipios en abordar la violencia y/o promover la convivencia en un contexto de globalización. A continuación, pueden leer la entrevista completa.

¿Por qué hacer un foro sobre las violencias urbanas y educación para la convivencia y la paz?

La sociedad actual asiste a un proceso de cambio constante, de transformación acelerada: la democratización de los estados; el desarrollo tecnológico; la globalización de la economía… En muchas ocasiones, estos procesos cambiantes vienen acompañados del aumento de desigualdades, desajustes estructurales, desequilibrios e injusticias que pueden derivar en violencias que amenacen la estabilidad de las sociedades y deterioren la vida individual y comunitaria. Por todo ello, se hace necesaria una ciudadanía capaz de vivir en sociedades cada vez más heterogéneas, multiculturales, complejas y en constante cambio y conflicto.

En las ciudades, cada vez más globales e interconectadas, han aparecido nuevos tipos de violencias y se han producido cambios en las formas e impactos de éstas.

Este Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia ya la Paz nace con el objetivo de hacer frente a estas situaciones, identificando todos los tipos de violencias urbanas;  analizando las causas que pueden provocar esas violencias para poder prevenirlas, abordarlas y, si es posible, erradicarlas; y visibilizanzo prácticas que permitan transformar las culturas de violencias por culturas de paz.

¿Qué es AIPAZ y por qué está colaborando con este Foro?

AIPAZ (Asociación Española de Investigación para la Paz), es la red que engloba a los principales centros, ONG, cátedras e institutos relacionados con la educación e investigación para la paz en el Estado español. Y tiene como objetivo analizar la paz y los conflictos desde una perspectiva multidisciplinar que abarca la eliminación de las distintas formas de violencia, la promoción de la justicia, el respeto de los derechos humanos, la resolución pacífica de los conflictos y la construcción de la paz

AIPAZ colabora en este Foro, precisamente, porque aúna el conocimiento y la experiencia de la investigación para la paz para analizar los distintos tipos de violencias y sus correspondientes alternativas para hacer las paces.

Queremos contribuir al debate sobre los compromisos que las administraciones locales deberían asumir para transformar las culturas de las violencias en culturas de paz en las ciudades.

¿En qué consiste el Foro y que actividades se van a desarrollar?

El Foro se concibe como un espacio donde alcaldes y alcaldesas, personas que trabajan en la Administración Local, académicos y académicas, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil analicen, reflexionen, debatan y compartan experiencias que aborden las violencias en las ciudades, así como la inclusión de las cuestiones de paz y convivencia en la agenda de los municipios. Un espacio donde se hagan propuestas concretas para la transformación de los conflictos y la construcción de la paz.

Para ello, el Foro se ha estructurado en cuatro sesiones plenarias: ciudades de paz; gobernanza para la paz; convivencia pacífica; y educación y valores para la paz. A su vez, cada una de estas plenarias agrupa una serie de mesas paralelas para profundizar en los diferentes tipos de violencias y debatir experiencias para abordarlas. Paralelamente, durante los tres días del Foro, se celebrarán 92 talleres temáticos autogestionados por distintas entidades, que será una magnífica oportunidad para conocer experiencias sobre las diversas temáticas.

En el espacio “Ágora” se llevarán a cabo actividades culturales, música, teatro, exposiciones, etc.

¿Qué tipo de violencias se manifiestan a nivel urbano?

En las ciudades se manifiestan todos los tipos de violencias: las violencias directas que son  las agresiones físicas o psicológicas contra las personas, sea por la causa que sea; las violencias estructurales que son las que impiden satisfacer las necesidades vitales de acceso a la alimentación, a la educación, a la sanidad, al trabajo… Y las violencias culturales que llegan a crear ideas y mentalidades que legitiman las otras violencias.

Hablar de violencias específicamente “urbanas” es una cuestión compleja -aunque las hay-, ya que la mayoría de las violencias se dan, también, en otros contextos como los rurales: violencia machista, violencia escolar… Pero, hay que tener en cuenta que los tipos de violencias y sus maneras de manifestarse varían dependiendo de los diferentes contextos y realidades. Por ejemplo, la violencia escolar entendida como acoso escolar en sí (bullying), es la misma clase de violencia se de en el lugar que se de. Pero existe otro tipo de violencia escolar como es la que produce la segregación, que se manifiesta claramente en contextos urbanos.  

¿Qué papel juegan los municipios en abordar la violencia/o promover la convivencia en un contexto de globalización?

Actualmente, más de la mitad de la población mundial vive en contextos urbanos que expresan la diversidad del mundo actual. Las ciudades pueden ser generadoras de grandes oportunidades y posibilidades, pero también de grandes riesgos para quienes viven en ellas. Los ayuntamientos tienen la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos para que puedan satisfacer sus necesidades básicas y evitar que lo que beneficie a unos no desfavorezca a otros.

Por tanto, las administraciones locales tienen un papel crucial en la prevención de la violencia y en la transformación pacífica de los conflictos. Debiendo elaborar y poner en práctica políticas públicas y programas, que se arbitren desde todos los ámbitos competenciales de los ayuntamientos, orientados a la erradicación de las violencias urbanas, la construcción de la paz y que favorezcan la convivencia.

Las personas somos capaces de hacer las paces. Y las políticas públicas deben ir encaminadas a activar estas capacidades humanas, que contribuyan al empoderamiento, para transformar los conflictos por medios pacíficos.

¿Cuál es el contexto actual de Madrid en materia de violencias urbanas?

Madrid es la segunda ciudad más segura de Europa. Por lo que podría decirse que Madrid es una “ciudad de paz”. Sin embargo, que exista un bajo índice de violencia directa no quiere decir que no existan otras violencias menos visibles que están presentes (estructurales y culturales), y que pueden justificar las otras violencias. Aún así, en Madrid existen, en los distintos barrios y distritos, numerosas iniciativas que están llevando a cabo tanto el gobierno municipal como las organizaciones de la sociedad y la ciudadanía para detectar precozmente, prevenir, abordar y erradicar las violencias existentes, y es muy importante que estas iniciativas se visibilicen para que se conozcan.

¿En qué puede contribuir un foro, como el que se está proponiendo, en la construcción de convivencia y paz?

Este Foro pretende ser el inicio de un proceso donde los gobiernos locales se comprometan de manera real y efectiva, aportando recursos económicos, humanos…, en la transformación de las culturas de imposición y violencia por culturas de diálogo y paz. Y contribuir a identificar las tareas que deben asumir los ayuntamientos y la ciudadanía para una convivencia pacífica en las ciudades. Así como, a nuevas gobernanzas locales comprometidas con la prevención de la violencia a través de la educación para la convivencia y la paz. Que tengan en cuenta a los ciudadanos y ciudadanas, beneficiarios de una sociedad en paz, favoreciendo su empoderamiento en el desarrollo de capacidades para hacer las paces.

Puesto que las guerras y las violencias nacen en las mentes de las personas, es en las mentes de las personas donde deben construirse los baluartes de la paz.