astral

Carta a Jordi Évole

Estimado Jordi Évole,

En primer lugar quiero felicitarle por su espléndido documental, Astral, sobre el drama de los refugiados que se emitió ayer en La Sexta. Antes de continuar explicándole qué me ha impulsado a escribir esta carta, permítame que me presente.

Me llamo Teresa Langle de Paz y, desde 2011, dirijo una iniciativa global, Women’s Knowledge Internacional (www.womensknowledge.org), en la Fundación Cultura de Paz, de Federico Mayor Zaragoza, una institución que recientemente ha pasado a ser parte de un marco institucional más amplio en la Universidad Autónoma de Madrid: el Instituto DEMOSPAZ (www.demospaz.org), dedicado a la promoción de la democracia, los derechos humanos y la cultura de paz y no-violencia. Además, soy co-directora de la cátedra UNESCO sobre Género, Bienestar y Cultura de Paz en la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU). Desde estos marcos institucionales, llevamos años trabajando, entre otras cosas, sobre tráfico humano y trata con fines de explotación sexual. Nuestro trabajo está dedicado a establecer alianzas, puentes y sinergias entre profesionales de las organizaciones expertas en el tema y el sector académico de la investigación científica sobre ello, para poder abordar con más fuerza la lucha contra la complejidad e inconmensurabilidad del drama humano del tráfico de seres humanos y la trata. Ayer vi y escuché con enorme atención, admiración y agradecimiento el trabajo que ha realizado en su documental. Me parece excelente y muy necesario, por eso quiero tomarme el tiempo de hacerle una crítica constructiva.

Leer más


articulo-el-pais

Las religiones monoteístas y el mediterráneo

Juan José Tamayo, miembro de DEMOSPAZ y director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones, de la Universidad Carlos III de Madrid.

Las religiones monoteístas, judaísmo, cristianismo e islam, han conformado las culturas y sociedades del Mediterráneo, unas veces contribuyendo al diálogo intercultural, al encuentro intercivilizatorio y a la convivencia pacífica, y otras atizando las guerras, los choques y enfrentamientos entre civilizaciones, culturas y creencias religiosas. Hoy pueden contribuir a cambiar la realidad mortífera de este mar por mor de la insolidaridad de Europa a condición de que renuncien a sus fundamentalismos y asuman el pensamiento crítico, el lenguaje simbólico y la práctica de la solidaridad.

Tienen que optar por la duda, en vez de por el dogmatismo; por la interidentidad, en vez de por las identidades religiosas frentistas. Es lo que recomendaba Juan Goytisolo en el discurso de recepción del Premio Cervantes: “Dudar de los dogmas y supuestas verdades como puños nos ayudará a eludir el dilema que nos acecha entre la uniformidad impuesta por el fundamentalismo de la tecnocracia en el mundo globalizado de hoy y la previsible reacción violenta de las identidades religiosas e ideológicas que sienten amenazados sus credos y esencias”.

Leer más