rosameneseslibano2015

Rosa Meneses gana el premio Periodismo de Derechos Humanos

Rosa Meneses, miembro del Instituto DEMOSPAZ, ha ganado el premio Periodismo de Derechos Humanos 2016 que concede la Asociación Española Pro Derechos Humanos (APDHE). La periodista ha compartido galardón con Alberto Rojas por su cobertura sobre la problemática de los refugiados. La APDHE reconoce y estimula a aquellas personas, colectivos y organizaciones, “que hayan destacado en la difusión y defensa de los Derechos Humanos, la Paz, la Solidaridad y la Justicia”. Meneses y Rojas se impusieron a la Revista Alternativas Económicas por 464 votos a 179. Desde DEMOSPAZ enviamos nuestra más sincera felicitación tanto a nuestra compañera Rosa como a Alberto por su reconocimiento.


logo-apdhe

Rosa Meneses, finalista del premio de Periodismo de Derechos Humanos 2016

Rosa Meneses, miembro del Instituto DEMOSPAZ, es finalista del premio de Periodismo de Derechos Humanos 2016, que concede la Asociación Española Pro Derechos Humanos (APDHE). Meneses comparte candidatura con el también periodista Alberto Rojas por su cobertura sobre la problemática de los refugiados. La candidatura ganadora se decide por votación en la web de la Asociación. El plazo para votar termina el 30 de octubre.

Rosa Meneses es reportera de la Sección de Internacional del diario El Mundo, especializada en Oriente Próximo y Norte de África, desde 1999. Como enviada especial ha cubierto sobre el terreno atentados terroristas, conflictos, abusos contra los Derechos Humanos y catástrofes humanitarias entre los que destaca la guerra del Líbano de 2006, la revolución de Túnez en 2011 y los conflictos de Libia y Siria. Desde 2011, cubre las revoluciones árabes y sus consecuencias humanitarias, viajando especialmente a los campos de refugiados y desplazados de Jordania, Líbano e Irak. También ha trabajado como reportera en Argelia, Marruecos, Yemen, Irán, Egipto, Sudán y los países del Golfo, entre otros lugares.

Alberto Rojas es historiador de formación y reportero de vocación. Lleva seis años cubriendo el África subsahariana sobre el terreno. Fruto de la relación de este continente con las rutas migratorias desde África, ha cubierto la llegada de refugiados a las costas griegas en las playas de Kos y Lesbos y en pleno paso de los Balcanes.